Quiero agradecer desde aquí a Carmen su gran trabajo realizado en la Asociación. Durante casi quince años, ha dedicado toda su energía y su tiempo a hacer que nuestros hijos, nuestras hijas, y quizás sin darnos cuenta, nosotros mismos, hayamos disfrutado de un Colegio mejor. Nuestra Asociación ha aportado durante todo este tiempo una faceta más lúdica, de apoyo a la familia durante las horas no lectivas, con servicios como los uniformes de segunda mano, los días «sin cole», o el servicio de psicopedagogía y logopedia. También la oferta de becas de comedor, la organización de concursos de dibujo, esas fantásticas tómbolas benéficas en las Fiestas de la Inmaculada, y por supuesto las organización y gestión de actividades extraescolares que sin Carmen y su dedicación no hubieran sido lo mismo. Quizás porque ella también es madre de antiguos alumnos SSCC, además de una gran persona, le ha dado un carácter mucho más cercano al día a día en su trabajo.

Quizás algunos de vosotros la recordaréis como la la «profe» de labores o de manualidades; otras, como la señorita que os esperaba junto al piano y os acompañaba a clase de gimnasia rítmica después de comer. En mi caso, como miembro de la Junta Directiva, Carmen ha sido durante todo este tiempo el Corazón de la AMPA SSCC. En los últimos tiempos, convulsos y extraños para todos y también para ella, Carmen ha seguido apoyándonos desde casa, con toda la energía que ha podido exprimir para que todo salga bien.

Solo me queda desearle un feliz camino en esta nueva etapa que empieza en su vida, junto a su familia y amigos, y que pueda disfrutar de un merecido descanso. Y si algún día le apetece, tomarnos un té en nuestro lugar favorito.

 

¡Un beso Carmen! Gracias por todo.

Rafa Faus